Facebook icono instagram   

Noticias

Reseñas, reportajes y demás información de actualidad e interés alusiva a envíos y actividades de la Federación Venezolana de Deportes Ecuestres.

Palabras para "Chepito"

 

Caracas 04/02/2016


Buenas tardes
Muchas gracias a todos por estar aquí,

De todas las responsabilidades que asumió la nueva Junta Directiva de la Federación Venezolana de Deportes Ecuestres hace un par de meses, despedirnos de nuestro jinete y amigo Andrés Rodríguez es sin duda la mas triste y estoy segura la mas difícil que tendremos que cumplir.

Es muy difícil  encontrar las palabras adecuadas para hablar hoy. Recuerdo hace un mes, en la bella misa organizada para él en su finca en Florida, la tristeza de todos los presentes. Recuerdo las sentidas palabras de sus compañeros, de sus familiares, de su entrenador y el auténtico dolor de tantas personas que de alguna manera fueron... y se sintieron parte de su vida... Y entiendo que lo difícil, no es conseguir las palabras adecuadas para hablar de Andrés, lo realmente complicado, es conseguir algunas coherentes para despedirnos de él.

Creo que cuando perdemos a un ser querido pasamos por muchas etapas. Inicialmente sentimos la certeza de que la vida sin esa persona es imposible. Sentimos que morimos.

Luego nos damos cuenta que no morimos, que sobrevivimos.

Realizamos entonces que sobrevivir no es suficiente. Que debemos empezar a aprender a vivir de nuevo, aún con el dolor de la ausencia de esa persona que tanto extrañamos.

Y aunque parezca imposible al principio, con el tiempo, nos permitimos comenzar a disfrutar algunas cosas, empezamos a atrevernos a sonreír, a ser feliz a ratos.

Al final, la vida nos ofrece oportunidades para apreciar la suerte que tuvimos de pasar algún tiempo...corto o largo... con esa persona tan extraordinaria y nos sentimos orgullosos de haber sido parte de una historia especial.

Muchas veces he oído, cuando muere alguien muy querido, y especialmente en este último mes, frases como: “los mejores siempre se van”, o, “con tanta gente mala en el mundo, Dios se lleva al que tendría que quedarse”... Muchas veces he oído estas frases y también en algunas oportunidades he tenido esa misma sensación... que las personas mas buenas, las mas valiosas, las mas nobles, las mas valientes, las MAS IMPRESCINDIBLES se nos van. Y es que con el tiempo he llegado a pensar que estamos enfocando mal las cosas. Después de sentir el dolor de la partida de personas que he querido realmente MUCHO, trato de pensar que todos nacemos con una misión, con un propósito. Estamos aquí en la tierra, en esta vida, tratando de averiguar cual es esa misión y como debemos caminar este laberinto para  llegar a ella y cumplirla. Trato de pensar que habemos algunas personas más NORMALES, que pasamos mucho tiempo aquí, chocando contra paredes, tratando de encontrar el buen camino, el que nos lleva a cumplir nuestra misión. En ese camino nos topamos con muchas otras personas que andan en lo mismo y a menos que todos vengamos chateando o mirando el teléfono.... Interactuamos y nos dejamos huellas.

Hay otras personas mas EXTRAORDINARIAS, mas intuitivas, que de alguna manera consiguen el camino mas rápido, en mucho menos tiempo llegan al final, cumplen su misión, y en el camino tocan de una manera diferente, mas positiva, a un sin numero de personas y las cambian para siempre.  

Si consideramos la vida de esta manera podemos pensar que estas personas extraordinarias en cierta manera están guiándonos en el camino. Puede ser esa su misión. Y podemos también pensar que la muerte no es entonces el fin. Puede ser solo una puerta a otro nivel, a otra misión... pero en todo caso, puede ser un rencuentro con aquellos que hemos amado y de quienes nos hemos tenido que separar por el momento.

Chepito era una persona EXTRAORDINARIA.
Todos los que lo conocimos lo sabemos, lo sentimos.

Siempre que me tocó compartir con el me hacia reír. En una oportunidad, pocos meses después de su partida de Venezuela, cuando viajó a Europa a entrenar con Neco Pessoa, mi mamá y yo coincidimos con él en un concurso en Francia. Ambos, él y yo, habíamos tomado clases de francés con ella... él en preparación para su viaje, yo por gusto. Cuando lo saludamos, le pregunté como iba con su francés?  Me contesto con mucha humildad que seguía aprendiendo, que iba mejor. Cuando entramos a la secretaría del concurso concretó sus inscripciones en un francés impecable, conversó con su compañero de entrenamiento Brasilero en un Portugués fluido y mas tarde se ganó la prueba de velocidad permitiéndonos el honor de oír nuestro Himno Nacional sonar en Francia ese día. En menos de tres meses había afianzado un idioma... aprendido otro y se había encaminado en su carrera comenzando a acumular triunfos. Claramente era una persona muy especial.

Era una fuente inagotable de energía, de alegría y entusiasmo. Con él cerca, era imposible no reír. Siempre estaba dispuesto a ayudar a todo el mundo, esto lo demostró hasta después de su muerte. Siempre estaba dispuesto también, a prestar su tiempo, su esfuerzo, para aportar cosas positivas a todo y a todos los que se encontraban a su alrededor. Con su simpatía, su educación y su amabilidad, se ganaba el cariño de todos los que lo conocían. Estas virtudes y muchas otras le abrieron mil puertas. Puertas que siempre supo aprovechar para crecer como persona, como atleta y como profesional. Siempre fue amable y considerado con todas las personas a su alrededor y a cambio, contó con el aprecio y el cariño de los que tuvieron la suerte de conocerlo... y con el de algunos que no lo conocieron también!! No creo que ningún Irlandés pueda olvidar la imagen de ese súper jinete, delgado, bello y sonriente ganando la prueba de potencia, que se quitó la chaqueta a galope tendido para mostrar su camiseta verde abajo...como tampoco ningún Canadiense olvidará a  aquel emocionado jinete asegurando, que ni el ganador de la medalla de oro en los Panamericanos de Toronto podría estar mas feliz que él con la de plata.

Chepito era inteligente, talentoso, dedicado e incansable en su lucha por elevar el deporte de su país y por superar sus propias metas.

Es por esto que hoy queremos hacerle honor a su increíble trayectoria. Mucho hubiésemos preferido hacerle un reconocimiento después de sus logros en los Juegos Olímpicos de Río 2016 con los que tanto soñó en participar... Desafortunadamente el destino tenía otro plan. Andrés nunca será olvidado. No por sus amigos, ni por su país. Seguirá siendo un ejemplo para todos los jóvenes jinetes y amazonas Venezolanos. Todos los que estamos aquí, unidos por el dolor de su partida mantendremos vivo su recuerdo y protegeremos su legado. Chepito tenía muchos planes para el futuro. Algunos propios y otros para beneficio del deporte en su país. Todos los que lo conocimos debemos tener el propósito de seguir su ejemplo y fomentar sus ideales en nuestro deporte, de cualquier manera que esté a nuestro alcance hacerlo. Bien sea aspirando y trabajando para mejorar... como siempre lo hizo él o promoviendo proyectos con el propósito de desarrollar en cualquier área la práctica del deporte en nuestro país.

En lo personal me siento feliz de haber sido una de esas personas que el rozó en su breve estancia en el laberinto. Lo aprecié como persona y amigo y lo admiré como jinete y atleta. Todo lo que recuerdo de él es BELLO e INSPIRADOR. Lo voy a extrañar muchísimo... pero guardo la esperanza del reencuentro con él y con los otros seres extraordinarios que he perdido.


La Federación Venezolana de Deportes Ecuestres le hace entrega, a través de su familia, de la Órden Honor al Merito al Sr. Andrés Rodríguez, por su impecable trayectoria y sus impresionantes logros en el desempeño del deporte ecuestre en la disciplina de salto.

Patricia Velutini
Presidente
Federación Venezolana de Deportes Ecuestres

 

 


Condecoraciones post morten "Honor al Merito" entregadas por la Federación Venezolana de Deportes Ecuestres y el Comité Olímpico Venezolano, durante la misa en memoria de nuestro querido amigo Andrés Rodríguez "Chepito",  realizada el pasado jueves 04 de febrero de 2016 en el Área ecuestre del Caracas Country Club.

Condecoración del Comité Olímpico VenezolanoCondecoración de la FVDE

 

Fotos de la misa en área ecuestre del Caracas Country Club (jueves 04 de febrero de 2016).
Cortesía de José Avelino Rodríguez.

 

 Fragmento de la misa (video).

{mp4}misa_andres_04022016{/mp4} 

 

 


 Notas de prensa

 

Homenaje póstumo al jinete Andrés Rodríguez Gómez

08/02/2016 - Fuente: horsetalk.co.nz


El gran jinete venezolano Andrés Rodríguez Gómez fue honrado de manera póstuma esta semana con un nuevo premio en el acto inaugural del evento “CP Wellington Masters” en Florida, Estados Unidos.

Se hizo una presentación especial durante el “Premio de Estilo M. Michael Meller” y se entregó un reconocimiento a su viuda Clementine Goutal, al igual que a su Manager, Carmen Barrera, antes de la Copa mundial de Salto de la FEI el pasado fin de semana.

Meller es bien conocido en la industria ecuestre como entrenador de salto y preparador de caballos que han competido con éxito internacionalmente.

Rodríguez, de 31 años, cariñosamente conocido como "Chepito", murió en un accidente de coche en enero. Fue el 2015 medalla de plata individual de los Juegos Panamericanos, y el año pasado se había posicionado en el ranking Top 50 de salto de obstáculos.

Durante las palabras de reconocimiento los organizadores afirmaron que Rodríguez “era un buen ejemplo para el deporte ecuestre y materializaba este premio. Él amaba el salto con obstáculos y todo el que lo conocía sentía su entusiasmo. Andrés era un gran compañero de equipo, un amante de la alegría y siempre se mostraba solidario con los competidores”.

El premio de estilo “M. Michael Meller” será presentado cada año en honor a Andrés Rodríguez, un jinete que fue ejemplo por su estilo inigualable y su espíritu deportivo por lo que la memoria de “Chepito” vivirá en este deporte.

Carmen Barrera - Clementine Goutal - Michael Mellerd

Carmen Barrera, Clementine Goutal y M. Michael Meller junto al Premio de Estilo que  será presentado cada año en el CP Wellington Masters en honor a Andrés Rodríguez.

 

 

 

 

Otorgan Orden Comité Olímpico Venezolano post mortem a Andrés ´Chepito´ Rodríguez

06/02/2016 - Fuente: AVN - abrebrecha.com


El Comité Olímpico Venezolano (COV) otorgó este viernes la Orden Comité Olímpico Venezolano post mortem al jinete criollo Andrés "Chepito" Rodríguez, quien falleció el pasado 4 de enero en un accidente automovilístico ocurrido en el condado de Wellington, en el estado de Florida, Estados Unidos.

El atleta había logrado la presea de plata para Venezuela en salto individual en la categoría ecuestre de los XVII Juegos Panamericanos, Toronto 2015, triunfo que le permitía participar de los Juegos Olímpicos que se disputarán en Brasil, este mes de agosto.

La orden fue entregada por el segundo vicepresidente del COV, Joseba Barreda, quien es el jefe de misión de la delegación venezolana que acudirá a Río para los Juegos Olímpicos. Dicha entrega se realizó en un acto donde se le rindió tributo a "Chepito" Rodríguez, organizado por la Federación de Deportes Ecuestres.

En la actividad—efectuada en las caballerizas del Caracas Country Club— estuvieron presentes familiares y amigos del montador, así como autoridades deportivas nacionales.

 

 

 

Rinden homenaje a Andrés Rodríguez Gómez

 

05/02/2016 - Fuente: Joshuan Blanco - elinformador.com.ve

Los asistentes resaltaron las grandezas de jinete, su compromiso, entrega, disciplina y dedicación, valores que sin duda quedan como ejemplo para jóvenes, jinetes, amazonas y adultos, del deporte ecuestre en el mundo.

Con un emotivo acto en el área de caballeriza del country club se rindió homenaje a Andrés Rodríguez Gómez a un mes de su partida terrenal. Allí se dieron cita cientos personas entre familiares, amigos y autoridades del Comité Olímpico Venezolano y de la Federación Venezolana de Deportes Ecuestres.

El área del club capitalino quedó pequeña para las poco más de 400 personas que asistieron a homenajear al joven jinete, quien representaría a Venezuela en los próximos juegos olímpicos en Río de Janeiro.

Los honores comenzaron con una emotiva eucaristía oficiada por el padre Pablo Rodríguez de los legionarios de cristo y profesor del colegio Las Cumbres, lugar donde Rodríguez estudió. Fue una homilía hermosa, para quien se ganó el aprecio y cariño de todos quienes lo trataron por su gentileza, y como el deportista que colocó en alto el nombre de su país, Venezuela.

En el acto eclesiástico fueron ofrendados la chaqueta, el casco y la herradura de Andrés, testigos de su admirable actuación en cada compromiso. Único jinete venezolano en ganar una medalla en unos Juegos Panamericanos en este deporte.

Seguidamente el ensamble de vientos del Sistema Nacional de Orquestas de Chacao y todos los asistentes, entonaron el Himno Nacional, mientras nuestro tricolor patrio era izado a media asta como señal de duelo en el deporte nacional.

Patricia Veluccini, presidenta de la Federación Venezolana de Deportes Ecuestres, otorgó la condecoración honor al mérito a Chepita Gómez de Gil, madre del jinete Andrés Gómez por su entrega y compromiso con el deporte ecuestre en nuestro país.

De igual manera, Joseba Barreras, jefe de la misión del Comité Olímpico para los juegos de Río 2016 otorgó la condecoración post mortem a ‘Chepito’, como era llamado por sus familiares, y exaltó las glorias alcanzadas por Andrés y lo que él significó para la equitación y para todo el deporte venezolano.

Finalmente, se proyectó un video donde se veía al joven Andrés cabalgando sus grandes hazañas, sonriendo, que llegó a lo más profundo del corazón de los allí presentes, al tiempo que la voz de una niña de nueve años entonaba la canción ‘Venezuela’ para dar fin al emotivo homenaje.

Los asistentes resaltaron las grandezas de jinete, su compromiso, entrega, disciplina y dedicación, valores que sin duda quedan como ejemplo para jóvenes, jinetes, amazonas y adultos, del deporte ecuestre en el mundo.

 

 

 

Homenaje a Andrés Rodríguez

06/02/2016 - Fuente: Vicente Correale - eluniversal.com


Una misa se celebró este jueves en las caballerizas del Caracas Country Club en recuerdo del jinete, fallecido en un accidente automovilístico sufrido en enero en Estados Unidos. Rodríguez, clasificado a los Juegos Olímpicos, era una de las grandes figuras del deporte ecuestre venezolano.